En la alimentación de la mujer embarazada

Durante el embarazo, los médicos recomiendan no consumir alcohol para garantizar la seguridad del bebé. No obstante, la mujer embarazada debe asegurarse una ingestión suficiente de líquido, especialmente en situaciones de altas temperaturas o sudoración excesiva, y una ingesta adecuada de vitaminas.

En este sentido, el consumo de cerveza sin alcohol es una alternativa saludable ya que aporta gran cantidad de agua, no supone un aumento de calorías a la dieta, contribuye a cubrir las necesidades de ácido fólico, vitaminas y minerales, y ayuda a evitar el estreñimiento.

 

La cerveza sin alcohol en la alimentación de la mujer embarazada

Contenido en folatos Cubre parte de las necesidades diarias de folatos. Disminuye el riesgo de defectos del tubo neural
Contenido en fibra Ayuda a evitar el estreñimiento
Contenido en maltodextrinas Incrementa la fuente energética, con una liberación lenta de glucosa, evitando hiperglucemias e hipoglucemias reactivas
Aumento de leucocitos y linfocitos t Mejora del sistema inmune
Contenido en vitaminas y minerales Cubre parte de las necesidades de fósforo y vitaminas del grupo B (riboflavina, niacina, tiamina)
Contenido en agua Hidrata y ayuda a evitar el estreñimiento
Valor energético Ayuda a cubrir las necesidades energéticas, pero con bajo aporte calórico. Contiene 10-15 Kcal./100gr