El lúpulo: el alma de la cerveza

aldia_31

OCTUBRE 2010

[divider]

En la actualidad se cultivan 4 variedades de lúpulo en nuestro país; si bien la Nugget es la mayoritaria.

Agricultor cosechando lúpuloEl pasado mes de septiembre tuvo lugar la cosecha del lúpulo, un cultivo para muchos desconocido y que, no obstante, constituye uno de los ingredientes fundamentales para la elaboración de la cerveza, confiriéndole el sabor amargo y el aroma tan característico de esta bebida.

Precisamente la cerveza es el único producto alimentario que utiliza el lúpulo en su elaboración, y junto con el agua y la cebada malteada, forma la base del mosto que, una vez fermentado, se convierte en una de las bebidas más populares de todas las culturas del Mediterráneo.

El sector cervecero español utiliza la práctica totalidad del lúpulo producido en nuestro país para la elaboración los más de 33 millones de hectolitros de cerveza que se producen en España. De este modo, apoya al sector lupulero con el compromiso de compra de cada cosecha por adelantado, que este año ha ascendido a en torno a las 1.000 toneladas, según datos de la Sociedad Anónima Española de Fomento del Lúpulo (SAEFL).

En la actualidad se cultivan 4 variedades de lúpulo en nuestro país; si bien la Nugget es la mayoritaria, se ha iniciado un proceso de reconversión varietal hacia la Columbus, que genera más cantidad de kilos de flor y de alfa ácidos contenidos en cada una ellas. Estos alfa-ácidos son compuestos presentes en la lupulina e influyen el sabor del producto final.

La cerveza es el único producto alimentario que utiliza el lúpulo en su elaboración, y junto con el agua y la cebada malteada, forma la base del mosto

Esta planta, que se cultiva fundamentalmente en León, extendiéndose en Galicia y La Rioja y Navarra, comenzó a utilizarse en la elaboración de la cerveza en España en el siglo IX. Entonces, además de aportar su característico sabor, servía para higienizarla y conservarla mejor en una época en la que la seguridad del agua suponía un serio problema de salud. Su utilización se generaliza dos siglos después y en la actualidad todos los tipos lo integran.

Además de su uso a lo largo de la historia en la medicina tradicional para aliviar ciertas dolencias o ayudar a conciliar el sueño, en los últimos años han aparecido varios estudios científicos que demuestran que el lúpulo, y por ende la cerveza, contiene numerosas propiedades que podrían incidir positivamente en nuestra salud.

Así, los antioxidantes presentes en el lúpulo (flavonoides y xanthohumol, fundamentalmente) poseen propiedades antiinflamatorias, efectos cardioprotectores y podrían prevenir enfermedades relacionadas con la oxidación celular (envejecimiento) como la osteoporosis, el cáncer o el Alzheimer. Por ejemplo, el lúpulo influye también positivamente en la reducción de algunos marcadores de riesgo cardiovascular, ya que disminuye los niveles de colesterol total y triglicéridos.

El lúpulo es una fuente de fitoestrógenos, que están asociados a la mejora de los síntomas de la menopausia y la prevención de la osteoporosis al favorecer una mayor masa ósea, lo que ayuda a mejorar la calidad de vida de este grupo de población. Asimismo, el xanthohumol podría contribuir a prevenir algunas formas de cáncer, entre ellos, los carcinomas del tracto intestinal, el cáncer de mama y el cáncer de próstata, al inhibir el desarrollo de células malignas.

[button color=”green” size=”small” link=”http://www.cervezaysalud.es/newsletter-31/” ]Volver[/button][button color=”green” size=”small” link=”http://www.cervezaysalud.es/wp-content/uploads/2012/08/newsletter_31.pdf” target=”blank” ]Descargar[/button]