“La composición organoléptica de la cerveza la hace una bebida `casi alimento´”.

aldia_33

ABRIL 2011
[divider]

Entrevista al Dr. Juan Antonio Corbalán, médico especialista en fisiología del ejercicio y ex jugador profesional de baloncesto.

Foto de Juan Antonio CorbalánSi le dieran a elegir entre medicina o deporte…

Son cosas muy distintas, aunque me hayan acompañado casi toda mi vida. El deporte surgió del medio en el que me crié, con la ayuda de mis padres, y del Colegio San Viator, que ocupó casi todo el tiempo de esos años. Fue como liberar un germen que llevaba dentro.

La medicina ha sido una elección que me alegro de haber tomado porque me relaciona con las personas en esa difícil frontera de la salud y la enfermedad. Es una actividad muy educativa, pero creo que cada vez menos vocacional. Yo podría haber sido cualquier cosa.

¿Con qué se queda de su época como jugador profesional?

Yo me quedo con el todo. La trayectoria. Con el tiempo te vas dando cuenta que cada momento es consecuencia, en gran medida, de lo anterior. Cada vivencia, positiva o negativa, suma para llegar al total. He sido muy feliz jugando a baloncesto y no quiero quitar ni un momento. Aunque no todos fueron excepcionales, con el tiempo, hasta los momentos amargos, cobran sentido.

Si tuviera que elegir un momento de esos años…

Mis años en el colegio San Viator. Allí empezó todo. Sin ese primer paso, lo demás no hubiera ocurrido.

En su época de jugador profesional, ¿tomaban cerveza después de los partidos y entrenamientos?

La cerveza, bien tomada, es una magnífica bebida. Como deportista, la cerveza era mi bebida habitual, sobre todo las más rubias o ligeras que suelen coincidir con las más bajas en contenido alcohólico.

Entonces, ¿la cerveza puede ser una aliada del deportista?

La cerveza, consumida de forma inteligente, puede ser una magnífica acompañante de un deportista, que antes de deportista es persona. Pero además, su composición organoléptica la hace una bebida “casi alimento”, si no fuera por el contenido alcohólico. De ahí su consumo inteligente. En la actualidad, las presentaciones de baja graduación alcohólica y las “sin” son otras opciones que pueden facilitar el mantenimiento de una correcta hidratación fuera de las etapas de más exigencia física por entrenamientos o partidos.

¿Cuál es el papel del consumo moderado de cerveza tras el ejercicio?

El papel es asegurar, mediante un hábito, una correcta hidratación. En la fase aguda de la rehidratación, el agua cumple casi al completo esa función, pero pasado el esfuerzo e inmersos en la actividad y relación social normal es muy importante que nuestros hábitos ayuden a mantener el equilibrio hídrico. La cerveza es una bebida que puede cumplir ese espacio mejor que otras. Un hábito saludable si limitamos la ingesta de alcohol que hallamos en su composición.

¿Qué componentes de la cerveza ejercen algún papel en la recuperación del metabolismo de los deportistas?

El primero, sin duda, la cantidad de agua. Un 95% de la cerveza es agua, pero agua con una absorción facilitada por la presencia de otros de sus componentes. De ellos dos aparecen con papeles primordiales: los hidratos de carbono en forma de maltodextrinas, que facilitan la absorción y la presencia de oligoelementos, y los minerales (algunos intracelulares como el potasio, que facilitan su fijación. La presencia de antioxidantes, vitaminas del grupo B y otros componentes pueden tener una importancia menor para el deportista.

¿Cuál es el mejor remedio para las agujetas? ¿Qué son las maltodextrinas?

Para las agujetas, el mejor remedio es la restitución hidromineral y una correcta alimentación que permita la regeneración celular. Una actividad física leve o moderada es muy profiláctica para acondicionar al músculo convaleciente. Las maltodextrinas son las formas más sencillas de los hidratos de carbono complejos que producen un magnífico aporte energético con una liberación lenta de glucosa y, por lo tanto, con menor respuesta insulínica. Todo esto favorece un mejor perfil de glucemia y un mejor almacenamiento en forma de glucógeno en hígado y músculos, lo que asegura el futuro rendimiento.

¿Con qué jugador/es se iría de cañas?

¡Me he ido con tantos! Los campeonatos son muy duros deportiva y anímicamente. Necesitas momentos que te saquen de la neurosis que supone la idea de tener que ganar partido tras partido.

[button color=”green” size=”small” link=”http://www.cervezaysalud.es/newsletter-33/” ]Volver[/button][button color=”green” size=”small” link=”http://www.cervezaysalud.es/wp-content/uploads/2012/08/CERVEZA-boletin-33_99.pdf” target=”blank” ]Descargar[/button]