Entrevista con el Prof. Dr. César Nombela, Director de la Cátedra Extraordinaria de Bebidas Fermentadas.

aldia_34

AGOSTO 2011

[divider]

El Prof. Dr. César Nombela Cano es Catedrático de Microbiología de la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid y Director de la Cátedra Extraordinaria de Bebidas Fermentadas y Salud. Además, es miembro de la Academia Europaea y Académico de Número de la Real Academia Nacional de Farmacia.

Prof. Dr. César Nombela.
Prof. Dr. César Nombela. Catedrático de Microbiología de la Facultad de Farmacia de la UCM

Han pasado cuatro años desde que se fundó la Cátedra de Bebidas Fermentadas. ¿Qué balance podría hacerse de esta trayectoria?

Ha sido una colaboración excelente. Se han cumplido los objetivos de una cátedra extraordinaria, es decir, contribuir a la docencia y a la investigación en temas de actualidad, que no necesariamente se plantean habitualmente con la intensidad y el enfoque que pueden merecer. Todo ello basado en lo que las nuevas tecnologías posibilitan para profundizar en el impacto que el consumo moderado de bebidas fermentadas, como la cerveza, tiene en la calidad de vida. Partiendo de nuestra experiencia y capacidades, la tarea de la cátedra nos ha llevado a realizar investigaciones tendentes a desarrollar modelos de experimentación biológica para conocer y definir los efectos en la salud de alguno de los componentes de estas bebidas.

La relación entre genes y nutrientes ha sido el hilo conductor de las conferencias de este año; ¿por qué se ha afirmado que cada persona puede responder de manera totalmente diferente a una misma dieta?

Efectivamente, la jornada se inició con la conferencia del Dr. Palou, profesor de la Universidad de las Islas Baleares, sobre las perspectivas de una nutrición individualizada. Siempre se afirmó que cada individuo de nuestra especie es único e irrepetible, pero ahora podemos conocer el fundamento biológico de esta formulación. Los nutrientes que nos alimentan definen una parte de ese “ambiente” que, en relación con nuestros genes, es decir, regulando su funcionamiento, definen los que somos, nuestro fenotipo. Profundizar en la relación genes-nutrientes es ya factible, con el empleo de potentes metodologías de escala.

¿Qué beneficios puede tener el consumo de bebidas fermentadas, como la cerveza y el vino, para la relación nutrigenómica?

La nutrigenómica nos ayudará mejor a definir, a ese nivel individual, cuáles pueden ser los beneficios. Lo que ya sabemos, es decir, que el consumo moderado de cerveza puede, en general, reducir el riesgo cardiovascular, retrasar en el envejecimiento, etc. podremos proyectarlo de manera individual, conociendo mejor tanto los beneficios como los niveles de riesgo. El camino de la nutrigenómica, ya iniciado, tiene en perspectiva un recorrido largo y, con toda seguridad, muy fructífero.

¿Qué destacaría del papel del xanthohumol contenido en el lúpulo de la cerveza como antioxidante y dentro de la nutrigenómica?

Es notable la variedad de efectos interesantes del xanthohumol, tal como se puede observar en modelos experimentales. Desde su acción antioxidante o anticancerígena, hasta la reguladora del metabolismo lipídico o preventiva del envejecimiento. Nosotros nos estamos esforzando en definir, de manera experimental, la acción del xanthohumol a nivel genético, como forma de establecer la base de estas acciones biológicas y las mejores condiciones en que se ejerce. Para ello usamos un organismo modelo sencillo, precisamente la levadura, que nos ha de permitir extrapolar esta regulación al nivel del organismo animal, una vez realizados, por ejemplo, análisis transcriptómicos (estudio de la expresión de la totalidad de los genes).

En la presente edición de las jornadas sobre bebidas fermentadas y salud, ha habido dos presentaciones muy novedosas sobre los beneficios del consumo moderado de cerveza: “Abordaje mediante Biología de Sistemas del efecto de la cerveza en la cardioprotección”, de la Dra. Lina Badimón, y “Polifenoles en las bebidas fermentadas y sus propiedades funcionales” de la Dra. Rosa Lamuela. ¿Qué conclusiones destacaría sobre estas investigaciones?

El equipo de la Dra. Badimón, cuyo liderazgo mundial en estudios sobre patología cardiovascular es bien conocido, ha obtenido resultados altamente demostrativos del efecto protector de la cerveza frente a las alteraciones cardiovasculares.

Por su parte, el trabajo de la Dra. Lamuela profundiza en los polifenoles, compuestos de notable interés dentro del grupo de los flavonoides, que van camino de convertirse en biomarcadores, cuya determinación suponga una forma adecuada para predecir sus efectos sobre el estado de salud.

Cerca de 150 personas han participado en esta IV Jornada ¿A qué podríamos atribuir este éxito? ¿Considera que se trata de una actividad con un próspero futuro?

De manera principal, a la calidad y autoridad científica de los ponentes a los que venimos invitando. Cada jornada está suponiendo un recorrido por temas de frontera y gran actualidad, presentados por verdaderos especialistas. Además, se consolida mucho más el aprendizaje a través de la participación en el taller bioinformático, en el que se trabajan varias horas sobre bases de datos de actualidad. También creo que el formato, una jornada científica compacta e intensiva, hace atractivo el participar.

[button color=”green” size=”small” link=”http://www.cervezaysalud.es/newsletter-34/” ]Volver[/button][button color=”green” size=”small” link=”http://www.cervezaysalud.es/wp-content/uploads/2012/08/newsletter_34_105.pdf” target=”blank” ]Descargar[/button]