Los polifenoles contenidos en la cerveza pueden ejercer un papel protector en la prevención de enfermedades.

aldia_34

AGOSTO 2011

[divider]

La ponencia de la Dra. Rosa Mª Lamuela, del Departamento de Nutrición y Bromatología de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Barcelona, analizó las propiedades funcionales de los compuestos fenólicos que contienen bebidas fermentadas como el vino o la cerveza.

Fotografía de la Doctora Rosa M. Lamuela.
Dra. Rosa M. Lamuela. Facultad de Farmacia de la Universidad de Barcelona

La ponencia de la Dra. Rosa Mª Lamuela, del Departamento de Nutrición y Bromatología de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Barcelona, analizó las propiedades funcionales de los compuestos fenólicos que contienen bebidas fermentadas como el vino o la cerveza. Estos polifenoles podrían proteger a nuestro organismo frente a ciertas enfermedades cardiovasculares, neurodegenerativas, cáncer, osteoporosis o diabetes.

Los efectos beneficiosos de estas bebidas se desprenden de los compuestos moleculares de sus ingredientes que potencian la reducción del estrés oxidativo, la inhibición de oxidación de las partículas LDL o la vasodilatación arterial. Y añadió que “su acción permite una disminución de agregación plaquetaria, inhibición de adherencia de monocitos en el endotelio vascular, y una gran acción antiinflamatoria sobre el procedimiento ateroesclerótico”. Así, demostró que los polifenoles presentes en la cerveza o el vino aportarían al organismo antioxidantes naturales que previenen frente a la enfermedad cardiovascular y participan en la reducción de los fenómenos oxidativos responsables del envejecimiento celular.

Durante su intervención, la Dra. Lamuela expuso los resultados de los últimos estudios sobre polifenoles que se están llevando a cabo en su grupo de trabajo. Así, afirmó que éstos se clasifican, según su estructura química, en flavonoides y no flavonoides, pero sus efectos biológicos sobre el organismo humano dependen de muchos factores. Según Lamuela “varios estudios in vitro e in vivo demuestran que su acción puede variar considerablemente en función de múltiples factores como su metabolización, su biodisponibilidad, su cinética y el tiempo de exposición en el organismo”.

Además de estos principios sobre la actividad de los polifenoles, el grupo de investigación de la Dra. Lamuela está involucrado en el estudio PREDIMED y en el sub-estudio “Cerveza, Dieta Mediterránea y Enfermedad Cardiovascular”, que concluye que el patrón alimentario global de los consumidores moderados de cerveza es más próximo a la Dieta Mediterránea que el de los no consumidores, lo que podría conllevar una menor incidencia de diabetes mellitus e hipertensión, así como un índice de masa corporal inferior y una mayor práctica deportiva.

[button color=”green” size=”small” link=”http://www.cervezaysalud.es/newsletter-34/” ]Volver[/button][button color=”green” size=”small” link=”http://www.cervezaysalud.es/wp-content/uploads/2012/08/newsletter_34_105.pdf” target=”blank” ]Descargar[/button]