Revista de Prensa Newsletter Nº 30

aldia_30

JUL-AGO 2010
[divider]

Revista de Prensa

¿Barriga cervecera? Las bebidas destiladas aumentan más la grasa del abdomen

LA RAZÓN

[…] Según el estudio “Asociación entre el consumo moderado de cerveza tradicional y sin alcohol y la composición corporal” realizado por la investigadora Ana María Veses, del Instituto del Frío del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), “la ingesta de esta bebida fermentada de baja graduación alcohólica no provoca aumento de peso ni modificaciones en la composición corporal”.

[…] Conviene recordar que “cien mililitros de cerveza aportan 45 calorías y la que no tiene alcohol, 17”, matiza el profesor Jesús Román Martínez, presidente de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (SEDCA).

 

¿Una cañita, doctor?

EL PAÍS

[…] La conclusión más documentada por investigaciones y evidencias epidemiológicas es que un consumo moderado reduce el riesgo cardiovascular gracias a la acción conjunta del alcohol y los polifenoles, que son fitoquímicos de origen vegetal con propiedades antioxidantes).

[…] “Aumenta el HDL (el colesterol bueno), interviene en la oxidación del colesterol malo (evitando que participe en la formación de las placas características de la arterioesclerosis), tiene un efecto antiinflamatorio, mejora el metabolismo de la glucosa (protegiendo frente a la diabetes) e influye en la coagulación: se producen menos coágulos y los que se forman se disuelven más rápido”, expone Ramón Estruch, doctor del servicio de medicina interna del hospital Clinic de Barcelona.

 

Sacarle jugo

MÍA

[…] Los ingredientes de la cerveza son 100% naturales (agua, cebada y lúpulo) y en su interior esconde una altísima concentración de vitaminas del grupo B y minerales indispensables para el organismo, como el fósforo, el magnesio o el calcio.

[…] Los tan venerados polinefoles también están presentes en esta bebida y son capaces de reducir los procesos oxidativos responsables del envejecimiento del organismo en general y de las células cutáneas en particular.

[…] La “sin”, libre de alcohol, favorece la rehidratación del organismo de forma rápida y efectiva y no es de extrañar que esté incluida en la dieta habitual de muchos deportistas.

[button color=”green” size=”small” link=”http://www.cervezaysalud.es/newsletter-no-30/” ]Volver[/button][button color=”green” size=”small” link=”http://www.cervezaysalud.es/wp-content/uploads/2012/08/30.cerveza_y_salud_95.pdf” target=”blank” ]Descargar[/button]