“Una caña, siempre que se consuma de forma moderada, puede ser perfectamente compatible con la báscula”

titulo_aldia_36

JUNIO 2012
[divider]
Foto de Gregorio Varela Moreiras
Gregorio Varela Moreiras

Sabemos que el tapeo es un rito en nuestro país, ¿el pincho y la caña pueden ser también sanas costumbres?

Salir de tapeo es una costumbre muy arraigada en nuestro país y supone un reflejo de nuestra sociedad: nos gusta salir con familiares y amigos a disfrutar del tiempo libre y de la amplia variedad gastronómica que existe en España y que nos diferencia del resto del mundo.

La cerveza también ocupa un lugar en nuestro tiempo de disfrute y, si la acompañamos con un buen aperitivo, nos encontramos con una pareja muy nutritiva. Ambas opciones poseen por sí solas muchas propiedades saludables y combinarlas es una elección estupenda.

¿Qué papel tiene la cerveza en el aperitivo?

La cerveza es una bebida fermentada que está elaborada con ingredientes naturales como el agua, la cebada o el lúpulo. Consumirla, siempre de forma moderada, puede aportar sobre todo vitaminas del grupo B, como el ácido fólico, y minerales.

Si, además, la acompañamos de una tapa saludable, estamos ante una combinación ideal, ya que es muy difícil imaginar una sesión de tapeo sin la compañía de una cerveza en cualquiera de sus variedades. Y así parece que es la preferencia de la mayoría, de acuerdo a estudios muy recientes.

Imagen de una tapa junto a una cerveza¿Cuál sería la tapa más saludable de las que se proponen en la guía “El valor nutricional del aperitivo: las tapas y la cerveza?

Es difícil hacer una única selección, pero lo ideal es que estén elaboradas a base de productos frescos y que predominen las verduras, hortalizas, pescados blancos o azules… La paella, por ejemplo, incluye una gran variedad de ingredientes propios de la Dieta Mediterránea y se trata de un plato nutricional muy completo, que aporta hidratos de carbono y gran cantidad de vitaminas y proteínas.

¿La tapa y la caña son compatibles con la báscula?

Por supuesto. Podemos disfrutar de un buen aperitivo sin descuidar una dieta equilibrada. Simplemente debemos evitar o moderar el consumo de tapas que contienen un elevado valor energético. Los boquerones en vinagre, por ejemplo, serían una buena opción para aquellas personas que quieren cuidar su dieta.

Además, una caña de 200 ml. tan sólo posee 66 Kcal, por lo que, siempre que se consuma de forma moderada, puede ser perfectamente compatible con la báscula. Y en el caso de la cerveza “sin”, la caña aportaría apenas 16 kcal. Recordemos, en este sentido, que las ingestas recomendadas para la población adulta española oscilan entre las 2.000-2.500 kcal/diarias, así que es fácil extraer conclusiones sobre el consumo moderado e inteligente del aperitivo, acompañado de cerveza.

[button color=”green” size=”small” link=”http://www.cervezaysalud.es/newsletter-no-36/” ]Volver[/button][button color=”green” size=”small” link=”http://www.cervezaysalud.es/wp-content/uploads/2012/08/CICS-boletin-36_107.pdf” target=”blank” ]Descargar[/button]