El consumo moderado de cerveza podría ser beneficioso en la salud ósea

Newsletter nº 39

al día
Mayo 2013

[divider]

Según el artículo “Acción de la cerveza sobre el hueso”, publicado en la Revista de Osteoporosis y Metabolismo Mineral

news39_int1Diferentes estudios científicos demuestran que el consumo moderado de cerveza podría tener efectos beneficiosos en la salud, entre ellos, la reducción de riesgo cardiovascular, la regeneración de las células, la mejora de la respuesta del sistema inmune, la disminución de uno de los factores de riesgo de la enfermedad de Alzheimer… Pero, además, el consumo moderado de cerveza podría tener un efecto positivo sobre la salud ósea, ya que diversos compuestos presentes en esta bebida fermentada, como los polifenoles (antioxidantes naturales), los flavonoides y el silicio, contribuyen a la reserva y regeneración del hueso.

Esta es una de las conclusiones del artículo “Acción de la cerveza sobre el hueso”, dirigido por el Dr. Manuel Díaz Curiel, de la Unidad de Enfermedades Metabólicas Óseas de la Fundación Jiménez Díaz y el Dr. Antonio Torrijos Eslava, del Servicio de Reumatología del Hospital Universitario La Paz.

El artículo ha sido publicado en la revista de Osteoporosis y Metabolismo Mineral, de la Sociedad Española de Investigación Ósea y del Metabolismo Mineral (SEIOMM) y recoge las conclusiones de diversas investigaciones sobre los efectos del consumo moderado de cerveza en la salud ósea.

Aunque se ha demostrado que el exceso de alcohol es un factor importante de riesgo de osteoporosis, el consumo moderado de cerveza parece tener efectos beneficiosos en el hueso. En este estudio se pone de manifiesto el posible efecto beneficioso de la cerveza en el metabolismo óseo relatándose que los polifenoles, los flavonoides, el lignano y el silicio presentes en la cerveza, actúan de forma positiva en el metabolismo óseo y masa ósea”, indica el Dr. Manuel Díaz Curiel.

Diversos compuestos presentes en la cerveza, como los polifenoles (antioxidantes naturales), los flavonoides y el silicio, contribuyen a la reserva y regeneración del hueso

Además, el estudio Effect of beer drinking on ultrasound bone mass in women, de la Universidad de Extremadura y publicado en la revista Nutrition, concluye que la ingesta moderada de cerveza puede tener un efecto positivo en la masa ósea de mujeres post menopáusicas como variable independiente. La investigación analizó la masa ósea media por ultrasonidos en la falange en un grupo de más de 1.000 mujeres sanas en fase premenopáusica, postmenopáusica y menopáusica. Así, además de mostrar una reducción en la densidad ósea en el grupo de mujeres que no tomaban cerveza comparado con el grupo que sí lo hacía, independientemente de la edad y estado hormonal, se percibió un cambio positivo en la masa ósea de las que bebían cerveza.

Pero, además, el silicio, uno de los ingredientes de la cerveza, contribuye a la formación del hueso. Así lo demuestra el estudio realizado en la Unidad de Investigación en Endocrinología de la Clínica Mayo en Minnesota (EEUU), que constata que el silicio aumenta la proliferación osteoblástica (formación del hueso), la síntesis del componente extracelular del hueso, así como la actividad de marcadores propios de las células que forman el hueso como la fosfatasa alcalina y la osteocalcina.

Así, el Dr. Díaz Curiel recuerda que “si tenemos en cuenta que el contenido medio de silicio en la cerveza es de 30 mg por litro, el consumo de dos cervezas al día posibilita la ingesta de 15 mg de este nutriente”; ya que, según una investigación publicada en British Journal Nutrition, las mayores concentraciones de silicio en los alimentos se encuentran en los cereales y, entre las bebidas, en la cerveza.

[button color=”green” size=”small” link=”http://www.cervezaysalud.es/newsletter/newsletter-todos/newsletter-no-39″ ]Volver[/button][button color=”green” size=”small” link=”http://www.cervezaysalud.es/wp-content/uploads/2015/02/newsletter_39.pdf” target=”blank” ]Descargar[/button]