El consumo moderado de cerveza forma parte de la Dieta Mediterránea

Newsletter nº 39

al día
Mayo 2013

[divider]

news39_int2Las bebidas fermentadas (cerveza, vino y sidra) pueden formar parte de la Dieta Mediterránea. Así lo pone de manifiesto la Pirámide de la Dieta Mediterránea, reconocida como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO, que incluye en el texto las bebidas fermentadas. De hecho, se indica que “siempre que las creencias religiosas y sociales lo permitan, se recomienda un consumo moderado de vino u otras bebidas fermentadas (como referencia, una copa al día para las mujeres y dos para los hombres)”.

Además, la Pirámide de la Alimentación Saludable, referencia nutricional en España recomendada por la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) y la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (SEMFYC), incorpora las bebidas fermentadas como parte de la dieta de los adultos sanos, de forma opcional y moderada.

De hecho, la inclusión de la cerveza dentro de la Dieta Mediterránea está avalada científicamente por el estudio “Cerveza, Dieta Mediterránea y Enfermedad Cardiovascular”, dirigido por el Dr. Ramón Estruch, Consultor del Servicio de Medicina Interna del Hospital Clínic, que concluye que el patrón alimentario global de los consumidores moderados de cerveza es más próximo a la Dieta Mediterránea que el de los no consumidores de esta bebida fermentada. “Los bebedores moderados de cerveza manifestaron consumir una mayor cantidad de verduras, legumbres, pescado, cereales y aceite de oliva, todos estos productos ligados a la Dieta Mediterránea, y aseguraron realizar mayor actividad física”, afirma el Dr. Estruch.[pullquote]La inclusión de la cerveza dentro de la Dieta Mediterránea está avalada científicamente por el estudio “Cerveza, Dieta Mediterránea y Enfermedad Cardiovascular”, dirigido por el Dr. Ramón Estruch[/pullquote]

Y es que la cerveza es una bebida milenaria elaborada con ingredientes naturales –agua, cebada y lúpulo- y con bajo contenido alcohólico. Numerosas investigaciones nacionales e internacionales han demostrado que su consumo moderado podría aportar nutrientes importantes a la dieta así como otros compuestos beneficiosos para la salud. La cerveza, confirma la Prof. Mercè Vidal, nutricionista, antropóloga y miembro de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC), “tiene un bajo contenido calórico (45 kcal/100 ml), diversos nutrientes como vitaminas del Grupo B (especialmente ácido fólico), fibra, minerales (silicio, potasio, magnesio, calcio y poco sodio) y otros compuestos que pueden asociarla con algunos beneficios para salud

news39_int2_2

[button color=”green” size=”small” link=”http://www.cervezaysalud.es/newsletter/newsletter-todos/newsletter-no-39″ ]Volver[/button][button color=”green” size=”small” link=”http://www.cervezaysalud.es/wp-content/uploads/2015/02/newsletter_39.pdf” target=”blank” ]Descargar[/button]