Los efectos sobre la salud de los flavonoides, especialmente el xanthohumol y la quercetina, analizados por científicos nacionales e internacionales

Newsletter nº 40

al día
Julio 2014

[divider]

VI Jornada científica-taller sobre Bebidas Fermentadas y Salud

news40_int2El análisis de los flavonoides contenidos en las bebidas fermentadas y su relación con la salud ha sido el tema central de la VI Jornada Científica-taller sobre Bebidas Fermentadas y Salud de la Cátedra de Bebidas Fermentadas de la Universidad Complutense de Madrid que se celebró los días 12 y 13 de junio en la capital y a la que asistieron 130 profesionales de la salud.

Científicos nacionales e internacionales debatieron sobre estos nutrientes de las bebidas fermentadas que, como señala el Prof. Dr. César Nombela, catedrático de Microbiología de la Facultad de Farmacia de la UCM y director de la Cátedra Extraordinaria, “constituyen mezclas complejas derivadas de las materias primas con las que están elaboradas. Así, diversas investigaciones científicas han demostrado que el consumo moderado de estas bebidas por adultos sanos podría tener efectos en la prevención de algunas enfermedades como las cardiovasculares o las relacionadas con la obesidad”.

En la cerveza, el contenido de flavonoides es relevante y responsable de algunas características sensoriales que determinan su calidad. Pero, además, la presencia de esos compuestos se ha relacionado con el posible papel beneficioso para la salud del consumo racional y moderado de bebidas fermentadas. “Los flavonoides tienen actividad antioxidante, efectos antiinflamatorios, acción antibacteriana y antiviral y mejoran la actividad vascular”, señaló el Prof. Julián Rivas Gonzalo, del Área de Nutrición y Bromatología de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Salamanca.

El especialista recordó además que “los polifenoles incluidos en las bebidas fermentadas son potentes antioxidantes que pueden complementar la función de vitaminas, antioxidantes y otras enzimas que actúan como defensa natural ante el estrés oxidativo, desencadenante de distintos procesos degenerativos”.

Efectos del xanthohumol y la quercetina

Concretamente, sobre el xanthohumol, centraron sus ponencias el Prof. Dr. Claus Hellerbrand, Catedrático de Hepatología Experimental en el Hospital Universitario de Regensbrug (Alemania) y el Prof. Subhash C. Gautam, director e investigador del Departamento de Cirugía del Henry Ford Health System de Detroit.

news40_int3Ambos recordaron que el xanthohumol es uno de los principales flavonoides que se encuentran en los extractos del lúpulo con el que se elabora la cerveza y tiene propiedades antiinflamatorias y antitumorigénicas en distintos tipos de cáncer. Así, el Prof. Dr. Hellerbrand afirmó en su presentación que “el xanthohumol inhibe la tumorigenicidad de las células del carcinoma hepatocelular y la activación de las células estrelladas hepáticas (una de las causas de la cirrosis hepática)”.

Por su parte, el Prof. Subhash presentó las conclusiones de diversos estudios que relacionan los fitoquímicos presentes en los alimentos derivados de plantas, como el xanthohumol de la cerveza y el resveratrol del vino, con la inhibición de las células de la leucemia y las líneas celulares del cáncer de próstata.

El Prof. Francisco Pérez-Vizcaíno, del Departamento de Farmacología de la Facultad de Medicina de la UCM, analizó el papel de la quercetina, presente también en las bebidas fermentadas, y sus efectos en la salud cardiovascular y la presión arterial. Así, afirmó que “ha demostrado reducir, de manera progresiva, sostenida y dependiente de dosis, la presión arterial y previene los cambios morfológicos y funcionales en órganos diana de la hipertensión: corazón, vasos y riñón. El efecto antihipertensivo de la quercetina podría ser un mecanismo importante que contribuye a la reducción del riesgo de infarto de miocardio y accidentes cerebrovasculares”.

Acción antioxidante de las bebidas fermentadas y salud cardiovascular

A lo largo de la jornada se presentaron también las conclusiones preliminares de dos estudios sobre acción antioxidante de las bebidas fermentadas y su relación con la salud cardiovascular. Así, la Prof. Dra. Rosa M. Ortega Anta, Catedrática del Departamento de Nutrición de la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid, presentó los resultados de una investigación realizada en adultos de 18 a 50 años en la que se analiza el poder antioxidante del plasma en función de la bebida consumida de manera habitual. En el estudio se observa que los que consumen cerveza de forma moderada diariamente tienen valores más elevados de la capacidad de reducción de hierro del plasma que los que toman menos de una cerveza al día y que los que no toman cerveza. “Estos resultados avalan que el consumo moderado de cerveza podría contribuir a mejorar la protección antioxidante”, señaló la Prof. Dra. Ortega.

Según el Dr. Estruch, estos compuestos de la cerveza regulan el metabolismo de la glucosa y otras moléculas relacionadas con la arterioesclerosis

Por su parte, el Dr. Ramón Estruch, del Departamento de Medicina Interna del Hospital Clínic de Barcelona, dio a conocer las conclusiones de un estudio donde han analizado los efectos cardioprotectores del consumo moderado de bebidas fermentadas para definir si éstos se deben a su contenido en alcohol o al resto de sus componentes. Así, han analizado los efectos a un mes del consumo moderado de 30 g/etanol al día en forma de cerveza tradicional, el mismo contenido en polifenoles en forma de cerveza sin alcohol y la misma cantidad de alcohol (30g/día) en forma de una bebida alcohólica sin polifenoles.

En su investigación, el Dr. Estruch ha concluido que estos compuestos de la cerveza regulan el metabolismo de la glucosa y otras moléculas relacionadas con la arterioesclerosis, mientras que el alcohol y los antioxidantes naturales de la cerveza pueden regular los mediadores inflamatorios solubles (endoteliales) en sujetos con alto riesgo vascular. Según afirmó el Dr. Estruch, “estos hallazgos explican, en parte, los efectos protectores de las bebidas fermentadas, como la cerveza, sobre el sistema cardiovascular”.

[button color=”green” size=”small” link=”http://www.cervezaysalud.es/newsletter/newsletter-todos/newsletter-no-40″ ]Volver[/button][button color=”green” size=”small” link=”http://www.cervezaysalud.es/wp-content/uploads/2015/02/newsletter_40.pdf” target=”blank” ]Descargar[/button]