El consumo moderado de cerveza no modifica el peso ni la composición corporal

Newsletter nº 41

al día
Octubre 2013

[divider]

Tras la celebración del IV Simposio Internacional de la Cerveza, el Centro de Información Cerveza y Salud ha editado la Monografía Científica que recoge las conclusiones de los estudios e investigaciones presentadas en la jornada. Así, en el artículo del Dr. Manuel Gargallo, de la Unidad de Endocrinología y Nutrición del Hospital Virgen de la Torre de Madrid, ‘Consumo moderado de cerveza y su relación con la obesidad’, se concluye que la cerveza tradicional supone sólo unas 45 kilocalorías por 100 ml, y 17 si es cerveza sin alcohol, lo que supone que su consumo moderado no puede ser considerado el culpable del aumento ni del peso ni del perímetro abdominal.

“Los trabajos existentes sobre el consumo moderado de cerveza y la obesidad no encuentran relación entre esta bebida y el aumento del Índice de Masa Corporal (IMC) o la cintura abdominal (CA), aunque sí que lo observan en el caso de otras bebidas alcohólicas”, afirma el Dr. Gargallo. De hecho, en algunos estudios, incluso se ha observado que en la toma de cerveza en las mujeres se asociaba a un menor riesgo de sobrepeso y obesidad.

Por ejemplo, una investigación realizada en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)[1] concluye que el consumo moderado de cerveza, tanto tradicional como sin alcohol, no provoca aumento de peso ni de la composición corporal. Las mediciones antropométricas realizadas en los voluntarios que participaron en el estudio determinaron que el consumo moderado de cerveza, tanto tradicional como sin alcohol, no modifica la circunferencia del brazo, cadera y cintura; y tampoco registraron alteraciones significativas en los pliegues cutáneos.

Y es que, según recientes investigaciones, el lúpulo podría ser el ingrediente de la cerveza que produce un efecto en la obesidad. Un estudio realizado[2] con 94 sujetos con intolerancia a la glucosa fueron sometidos a un ensayo comparando diferentes dosis de isohumulonas (contenidas en el lúpulo) frente a placebo. En este caso, en el grupo con mayor dosis de isohumulonas se demostró una reducción de IMC y masa grasa frente al placebo.

Además, un estudio[3] realizado en ratones alimentados con una dieta rica en grasa, comparó el efecto de añadir o no extractos de lúpulo a la dieta. En la investigación se observó que el grupo con lúpulo añadido presentaba menor aumento de peso, de grasa, de depósitos hepáticos de grasa y mejor tolerancia a la glucosa.

Por lo tanto, ¿pueden las personas que están siguiendo una dieta consumir cerveza? Según la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO) al establecer una dieta a un obeso es necesario ser realista y establecer unas pautas de alimentación asumibles y con el menor impacto en el manejo de su obesidad. Así, la SEEDO ha diseñado unas recomendaciones para que, aquellas personas obesas que fueran consumidores de cerveza, pudieran mantener un consumo moderado sin que este hábito repercuta negativamente en la pérdida de peso y favoreciendo el seguimiento de la dieta por parte de los pacientes.

1 Ligia Esperanza Díaz, Dra. Marcela González-Gross, Javier Romeo, Dra. Ana Isabel Vallejo, Dra. Ascensión Marcos. Consumo moderado de cerveza. Estudio nutricional e inmunológico en humanos y animales de experimentación. Grupo de Inmunonutrición. Departamento de Metabolismo y Nutrición. Instituto del Frío, CSIC. Departamento de Fisiología. Facultad de Medicina y Odontología (UPV/EHU). 2002

2 Obara K, Mizutani M, Hitomi Y, Yajima H, Kondo K. Isohumulones, the bitter component of beer, improve hyperglycemia and decrease body fat in Japanese subjects with prediabetes. Clin Nutr. 2009;28:278-84.

3 Sumiyoshi M, Kimura Y. Hop (Humulus lupulus L.) extract inhibits obesity in mice fed a high-fat diet over the long term.Br J Nutr. 2012; 3:1-11.16 Obara K, Mizutani M, Hitomi Y,

[button color=”green” size=”small” link=”http://www.cervezaysalud.es/newsletter/newsletter-todos/newsletter-no-41″ ]Volver[/button][button color=”green” size=”small” link=”http://www.cervezaysalud.es/wp-content/uploads/2015/02/newsletter_41.pdf” target=”blank” ]Descargar[/button]