El consumo moderado de cerveza puede proteger frente a los efectos nocivos de un infarto

Newsletter nº 43

al día
Marzo 2014

[divider]

Estudio incluido en la Monografía del IV Simposio Internacional de la Cerveza

news43_int3La Monografía del IV Simposio Internacional de la Cerveza recoge las principales conclusiones del estudio “Intake of fermented beverages protect against acute myocardial injury: Target organ cardiac effects and vasculoprotective effects”, dirigido por la Dra. Lina Badimón, directora del Centro de Investigación Cardiovascular CSICICCC y la Dra. Gemma Vilahur, investigadora de dicho centro. El análisis ha demostrado, en un modelo porcino, que el consumo de ligero a moderado de cerveza (tradicional y sin alcohol) protege el corazón de los efectos nocivos derivados de sufrir isquemia miocárdica en comparación a animales que no tomaron cerveza; ya que tras el consumo de cerveza, sobre todo tradicional, el tamaño de la cicatriz miocárdica post-infarto era menor y se producía una mejora significativa de la función cardiaca global que en los animales que no consumían cerveza.

Ya se había demostrado con anterioridad el efecto polivalente que el consumo moderado de alcohol podría tener sobre los diferentes procesos involucrados en el inicio y progresión de las lesiones arterioscleróticas. Además, podría incrementar los niveles deHDL-colesterol, así como disminuir los marcadoresde oxidación, apoptosis e inflamación,con la consiguiente mejora de la actividadendotelial. Por lo tanto, el consumomoderado de alcohol (10-30 gramos por día)se podría asociar a un menor riesgo de infartode miocardio o muerte en estudios poblacionales, en poblaciones con grave riesgo deenfermedad cardiovascular y en pacientescon enfermedades coronarias conocidas. Asimismo, podría reducir el riesgo de sufririnfarto de miocardio en adultos varones conhábitos saludables regulares, según estas investigaciones.

Además, estudios clínicos y experimentales han demostrado que los componentes no alcohólicos de las bebidas fermentadas también desempeñan un papel crucial en los efectos protectores en la salud cardiovascular que incluye la mejora en los niveles de lípidos séricos, disminución de la agregación plaquetaria, el aumento de la fribrinólisis, la reducción de los marcadores de inflamación, la mejora de la función endotelial y el incremento de la capacidad antioxidante.

Las enfermedades cardiovasculares

Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de morbi/mortalidad en los países industrializados, determinando más del 45% de los fallecimientos en mayores de 65 años de edad. El aumento de la esperanza de vida, unido al incremento de la incidencia de factores de riesgo como la obesidad, el sedentarismo o la diabetes, provoca que estas patologías sean cada vez más comunes.

[button color=”green” size=”small” link=”http://www.cervezaysalud.es/newsletter/newsletter-todos/newsletter-no-43″ ]Volver[/button][button color=”green” size=”small” link=”http://www.cervezaysalud.es/wp-content/uploads/2015/02/newsletter_43.pdf” target=”blank” ]Descargar[/button]