El consumo moderado de bebidas fermentadas dentro de la Dieta Mediterránea podría ayudar a reducir los factores de riesgo cardiovascula

Newsletter nº 45

al día
Sepetiembre 2014

[divider]

Según un artículo contenido en la Monografía del IV Simposio Internacional de la Cerveza

El IV Simposio Internacional de la Cerveza celebrado en el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medioambiente acogió una mesa redonda sobre “cerveza, salud y cardioprotección” en la que participaron el Prof. Juan José Badimón, Director del Atherothrombosis Research Unit del Hospital Mount Sinai de Nueva York y la Prof. Lina Badimón, Directora del Centro de Investigación Cardiovascular (CSIC-ICCC), Hospital de la Santa Creu i Sant Pau -IBB- Santa Pau de Barcelona. Tras el simposio se elaboró una monografía científica que recoge las principales conclusiones expuestas durante la conferencia en torno a los beneficios que el consumo moderado de cerveza y otras bebidas fermentadas podrían tener sobre el sistema cardiovascular.

news45_int2De esta forma, la monografía incluye evidencia científica expuesta por los Dres. Badimón sobre la arterioesclerosis y su incidencia en el mundo occidental, y de cómo una dieta equilibrada como la Mediterránea podría explicar una menor mortalidad cardiovascular debido a las saludables ventajas que se observan sobre el organismo de quienes la consumen.

El documento contiene un artículo dedicado a la Dieta Mediterránea, la cual se caracteriza por la ingesta habitual de frutas, verduras, frutos secos, pescados y aceite de oliva como grasa principal, así como el consumo opcional y moderado de bebidas fermentadas, ya que proporciona una serie de ventajas saludables al ayudar a controlar y reducir los factores de riesgo de las enfermedades cardiovasculares. En este sentido, el consumo moderado de bebidas fermentadas como la cerveza, enmarcado dentro de una dieta de estas características, podría tener beneficios para la salud ya que disminuye los niveles de colesterol LDL (el más preocupante por su asociación con el riesgo cardiovascular), aumenta los niveles de colesterol HDL (con beneficios en protección cardiovascular), pudiendo mejorar consecuentemente la actividad endotelial.

Arterioesclerosis y enfermedades cardiovasculares

La arterioesclerosis es una enfermedad que se caracteriza por la deposición de material lipídico en la capa subendotelial produciendo un engrosamiento de la pared de las arterias de mediano y gran calibre que desencadena una reacción inflamatoria, la cual podría ocasionar la formación de un trombo agudo. Se desarrolla a lo largo de los años, de manera lenta y silenciosa, debido a diversas causas, algunas no modificables de tipo genético y otras modificables como el mantenimiento de un estilo de vida saludable que incluya la realización de ejercicio y una dieta equilibrada.

La enfermedad arterioesclerótica y sus manifestaciones clínicas como la angina de pecho, las embolias o el infarto de miocardio se sitúan como la principal causa de morbimortalidad en el mundo occidental, observándose una tendencia al alza que estima que la incidencia de las enfermedades de tipo cardiovascular se incrementará con el paso del tiempo. Por ello, es muy importante seguir un estilo de vida saludable con una dieta equilibrada y que incluya ejercicio como primer paso para prevenir este tipo de patologías

[button color=”green” size=”small” link=”http://www.cervezaysalud.es/newsletter/newsletter-todos/newsletter-no-45″ ]Volver[/button][button color=”green” size=”small” link=”http://www.cervezaysalud.es/wp-content/uploads/2015/02/newsletter_45.pdf” target=”blank” ]Descargar[/button]