Incluir en la dieta una ingesta moderada de cerveza es una opción saludable y además no engorda

Newsletter nº 46

al día
Diciembre 2014

[divider]

Según la guía “Cuida tu peso fuera de casa. Consejos saludables de nutrición y consumo moderado de bebidas fermentadas”

Actualmente son muy pocos quienes tienen la opción de comer en casa todos los días. Nuestros hábitos de vida y de alimentación se han visto afectados debido a distintos factores como el tipo de trabajo que ejercemos, la forma que tenemos de disfrutar del tiempo libre o la oferta y accesibilidad de los alimentos. Por este motivo, la Sociedad news46_int1Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO) ha elaborado la guía “Cuida tu peso fuera de casa. Consejos saludables de nutrición y consumo moderado de bebidas fermentadas” que se ha difundido a través de los servicios de endocrinología de diversos hospitales de la geografía española.

Su finalidad es ofrecer una serie de pautas y consejos sobre nutrición orientados tanto a personas que tienen un peso normal, como a aquellos que tienen sobrepeso u obesidad o a quienes están iniciando una dieta de adelgazamiento o se encuentran en una fase de mantenimiento de peso, para que sean capaces de romper con las barreras a las que se enfrentan cada vez que van a tomar el aperitivo, comer o cenar fuera de casa. Y es que, debido al ritmo de vida al que estamos acostumbrados, la mayoría de los trabajadores no tienen otra opción que comer en la
oficina, ya sea de táper, de menú del día o a la carta en un restaurante cercano.

Como consejos principales, la guía destaca la importancia de controlar el tamaño de las raciones, de repartir la ingesta de comida a lo largo del día, de comer despacio y de compensar los platos más calóricos con otros con un volumen calórico más bajo, siendo capaces de educar el apetito y de adquirir hábitos de alimentación saludables a la hora de comer fuera de casa.

En relación a la bebida, SEEDO señala que lo mejor es optar por el consumo de agua. Además, señala, que quienes deseen consumir otro tipo de bebidas, pueden optar por un consumo moderado y responsable de bebidas fermentadas como la cerveza, el vino o la sidra, ya que las consideran una opción ideal para el acompañamiento de las comidas. En este sentido, no se debe superar las dos cervezas al día en el caso de las mujeres y tres en el caso de los varones. Asimismo, recuerdan que el aporte calórico de la cerveza es reducido, ya que una caña de 200 ml. tan sólo contiene 90 kcal, cantidad que se reduce hasta las 34 kcal en el caso de la cerveza sin alcohol.

La guía “Cuida tu peso fuera de casa. Consejos saludables de nutrición y consumo moderado de bebidas fermentadas” se ha difundido a través de los servicios de endocrinología de diversos hospitales de la geografía española.

Por otro lado, el tapeo acompañado de una caña o de un vaso de vino y en compañía, es una costumbre muy arraigada en nuestro país que forma parte del patrón de vida de la Dieta Mediterránea. De esta forma, a la hora de tomar el aperitivo, los autores de la guía señalan la importancia de elegir aquellos menos calóricos, moderar el consumo de bebidas con contenido alcohólico, y que la variedad de la cerveza sin alcohol puede ser especialmente interesante para quienes siguen una dieta estricta o para quienes no pueden o no quieren beber alcohol.

Por último, desde SEEDO insisten en la importancia de llevar un estilo de vida activo, por lo que aconsejan buscar la regularidad en cuanto al ejercicio físico más que la intensidad. Consideran importante realizar un ejercicio aeróbico, al menos, durante unos 30-40 minutos al día como complemento ideal para una dieta saludable.

[button color=”green” size=”small” link=”http://www.cervezaysalud.es/newsletter/newsletter-todos/newsletter-no-46″ ]Volver[/button][button color=”green” size=”small” link=”http://www.cervezaysalud.es/wp-content/uploads/2015/02/newsletter_46.pdf” target=”blank” ]Descargar[/button]