“Estudios muestran que el consumo moderado de cerveza en diabéticos ayuda al control de la glucemia”

Diciembre de 2015

[divider]

Entrevista al Dr. Franz Martín, catedrático de Nutrición de la Universidad Pablo de Olavide y autor del documento “Efecto preventivo y protector del consumo moderado de cerveza en la Diabetes Mellitus

El documento “Efecto preventivo y protector del consumo moderado de cerveza en la Diabetes Mellitus”, editado por la Sociedad Española de Diabetes (SED), hace una revisión bibliográfica sobre la Diabetes Mellitus y el efecto que podría tener sobre ella un consumo moderado de cerveza. Conviene recordar que la diabetes tipo 2 tiene una prevalencia de casi el 14% en la población española mayor de 18 años, cifra que se duplica en el caso de los mayores de 65 años.

¿Podría incluirse el consumo moderado de cerveza dentro de la dieta de personas diabéticas?news50_int3

Sí. La cerveza es una bebida que contiene fibra, minerales, vitaminas del complejo B y compuestos polifenólicos. Además, conviene tener en cuenta que la cantidad de carbohidratos que aporta por ración (caña) es baja (5-8 g) y la cantidad de calorías también es reducida (90 kcal/caña). Tampoco hay que olvidar que su contenido en sodio es bajo y tiene una cantidad moderada de alcohol (4-5 grados).

¿Qué aporta la cerveza a la salud del diabético o de las personas con predisposición a esta enfermedad?

Aporta magnesio, fibra, compuestos polifenólicos y vitaminas del complejo B. Todos estos componentes producen un efecto protector en las células productoras de insulina y en los tejidos diana de la insulina frente a los efectos perjudiciales de un estilo de vida inadecuado (sedentarismo y mala alimentación), que es el principal causante de la aparición de la diabetes y de la evolución de la enfermedad y sus complicaciones.

¿En qué tipo de diabetes mellitus podría tener un efecto preventivo y protector el consumo moderado de cerveza?

Sobre todo en la diabetes tipo 2. La cerveza aporta magnesio que es importante para la liberación de insulina. También es una buena fuente de compuestos polifenólicos con actividad antioxidante que protegen a las células productoras de insulina frente al estrés oxidativo. La fibra ayuda a tener una flora microbiana adecuada que protege frente a la inflamación crónica y la resistencia a la insulina, los cuales contribuyen a desencadenar diabetes tipo 2. Finalmente, se ha comprobado que las personas que consumen cerveza con moderación tienen una menor prevalencia de sobrepeso y obesidad, así como unos hábitos alimentarios más saludables. Todo esto hace que el riesgo de tener diabetes tipo 2 sea menor.

¿Qué otra relación podría tener el consumo moderado de cerveza con la salud?

En las últimas dos décadas han aparecido numerosas publicaciones que muestran los efectos beneficiosos del consumo moderado de cerveza. Estos efectos se pueden resumir en una mejoría de la salud ósea y cardiovascular, un fortalecimiento del sistema inmune y una protección frente a las enfermedades neurodegenerativas. Todo esto contribuye a tener un envejecimiento activo y saludable.

[button color=”green” size=”small” link=”http://www.cervezaysalud.es/newsletter-no-50/” ]Volver[/button][button color=”green” size=”small” link=”http://www.cervezaysalud.es/wp-content/uploads/2015/12/CERVEZA_50.pdf” target=”blank” ]Descargar[/button]