El efecto antihipertensivo de los flavonoides podría influir en la reducción del riesgo de infarto de miocardio y los accidentes cerebrovasculares

JUNIO 2016

[divider]

IX edición de la Jornada Científica-Taller sobre Bebidas Fermentadas y Salud

Científicos e investigadores nacionales e internacionales se reunieron para exponer temas relacionados con el consumo moderado de bebidas fermentadas y la salud cardiovascular

La Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid ha acogido, los pasados 25 y 26 de mayo, la IX edición de la Jornada Científica-Taller sobre Bebidas Fermentadas y Salud, donde científicos e investigadores nacionales e internacionales se han reunido para exponer temas relacionados con el consumo moderado de bebidas fermentadas y la salud cardiovascular.

César Nombela, Director de la Cátedra Extraordinaria de Bebidas Fermentadas y Catedrático de Microbiología de la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense, ha destacado que “una dieta saludable y ejercicio físico regular claramente reducen el riesgo de enfermedades cardiovasculares. En este sentido, un buen número de estudios apunta a que el consumo moderado de bebidas fermentadas, en adultos sanos y en el contexto de una estilo de vida mediterráneo, podría incluirse entre los factores beneficiosos”.

Las bebidas fermentadas, y en particular la cerveza, como parte del estilo de vida mediterráneo, podría ser una opción saludable para acompañar a las comidas dentro de una alimentación saludable. El consumo moderado y regular de cerveza, en las comidas principales, podría ejercer un efecto protector en la aparición y progresión de la aterosclerosis, es decir, el endurecimiento de los vasos sanguíneos por la acumulación de grasa, así como sobre diferentes factores de riesgo cardiovascular, especialmente en la población con riesgo cardiovascular moderado-alto¹,²

En relación con este tema, la Dra. Gema Vilahur, del Instituto De izquierda a derecha: Prof. Francisco Pérez-Jiménez, Prof. Dr. Manuel Castillo Garzón, Prof. Marju OrhoMelander, Prof. Dr. César Nombela y Dra. Gema VilahurCatalán de Ciencias Cardiovasculares de Barcelona y el Dr. Leandro Plaza, médico cardiólogo y expresidente de la Fundación Española del Corazón, han realizado ponencias relacionadas con el papel de las bebidas fermentadas en la salud cardiovascular. “El consumo moderado de cerveza, tanto tradicional como sin alcohol, favorece los procesos de supervivencia celular y disminuye la lipotoxicidad miocárdica lo que deriva en una mejora del proceso de fibrosis reparativa del corazón dañado, en un menor tamaño de la cicatriz y una mejora en el funcionamiento cardíaco global”, ha señalado la Dra. Vilahur.

Por otra parte, Francisco Pérez Vizcaíno, profesor titular en el Departamento de Farmacología y vicedecano de Investigación y Política Científica de la Facultad de Medicina de la UCM, ha presentado una ponencia sobre los flavonoides en las bebidas fermentadas y su relación con la salud cardiovascular. De su exposición se ha podido concluir que los flavonoides son compuestos polifenólicos presentes en diferentes alimentos, que se encuentran, en particular, en bebidas fermentadas como la cerveza y el vino. Pérez Vizcaíno ha destacado que “el efecto antihipertensivo de los flavonoides podría ser un mecanismo importante que contribuye a la reducción del riesgo de infarto de miocardio y accidentes cerebrovasculares que se observa con las dietas ricas en frutas y verduras y con bebidas fermentadas”.

Interacción entre cerveza y deporte

El Dr. Juan Antonio Corbalán, médico especialista en Fisiología del Deporte y ex jugador profesional de baloncesto, ha participado en la jornada con una ponencia en la que ha explicado la posible compatibilidad entre el consumo moderado de cerveza y deporte. El ex jugador de baloncesto ha indicado que la acción antioxidante derivada del contenido en polifenoles de la cerveza la hacen especialmente interesante como bebida cardiosaludable, tomada de forma responsable. Por otro lado, es un aporte importante de complejo vitamínico B que, unido a todo lo anterior, puede incidir en un control adecuado de los márgenes de cardiosaludabilidad, a través del control de los factores de riesgo.

También en relación con la actividad deportiva y el consumo moderado de cerveza, el Prof. Manuel Castillo, del Departamento de Fisiología Médica de la Universidad de Granada, ha presentado la ponencia: La importancia de hacer ejercicio y pasarlo bien ¿Tiene cabida la cerveza? En este sentido, el Prof. Castillo ha señalado que “la cerveza, tan habitualmente consumida, podría ser una opción para reponer las pérdidas hidro-minerales que se producen con el sudor y facilitar la recuperación gracias a sus distintos componentes, su modo de consumo, características organolépticas y sustancias específicas que aporta como son el potasio, antioxidantes, vitaminas del grupo B y otros componentes”.

La microbiota y los procesos metabólicos

El Dr. Juan Antonio Corbalán indicó que la acción antioxidante derivada del contenido en
polifenoles de la cerveza la hacen especialmente interesante como bebida cardiosaludable, tomada de forma responsable

Por su parte, Marju Orho-Melander, profesora de epidemiología genética desde 2010 en el Departamento de Ciencias Clínicas en Malmö, en la Universidad de Lund, y el profesor Francisco Pérez-Jiménez, de la Unidad de lípidos y aterosclerosis del IMIBIC (Córdoba) han abordado temas relacionados con la microbiota con sendas ponencias sobre “Genética de enfermedades cardiovasculares y metabólicas: Orientado a mecanismos causales, objetivos de nuevos fármacos y prevención más personalizada” y “La importancia de la microbiota en la modulación de la obesidad”. Como conclusión se ha establecido que existen diversos estudios que afirman que la alimentación puede influir en la microbiota intestinal y ésta, a su vez, en la predisposición a padecer ciertas enfermedades.

Cátedra Extraordinaria de Bebidas Fermentadas

La Cátedra Extraordinaria de Bebidas Fermentadas de la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) es la primera en Europa dedicada al análisis, la investigación y la realización de actividades docentes sobre bebidas fermentadas (vino, cerveza y sidra).

Las tareas de la cátedra se centran en la realidad y perspectivas de estas bebidas, que tradicionalmente forman parte de la Dieta Mediterránea, y su relación con la salud humana dentro del contexto de una alimentación saludable y equilibrada, siempre desde el análisis de un consumo moderado por adultos sanos.

news52_int1_3

¹ The non-alcoholic fraction of beer increases stromal cell derived factor 1 and the number of circulating endothelial progenitor cells in high cardiovascular risk subjects: a randomized clinical trial. Chiva-Blanch G., Condines X, Magraner E, Roth I, Valderas-Martínez P, Arranz S, Casas R, Martínez-Huélamo M, Vallverdú-Queralt A, Quifer-Rada P, Lamuela-Raventos RM, Estruch R. Atheroesclerosis. 2014. Apr; 233(2):518-24

²  Effects of alcohol and polyphenols from beer on atherosclerotic biomarkers in high cardiovascular risk men: A randomized feeding trial. Chiva-Blanch G, Magraner E, Codines X, Valderas-Martínez P, Roth I, Arranz S, Casas R. Navarro M, Hervas A, Sisó A, Martínez-Huélamo M, Vallverdú-Queralt A, Quifer-Rada P, Lamuela-Raventos RM, Estruch E. Nutr Metab Cardiovasc Dis. 2015 Jan; 25(1):36-45.

[button color=”green” size=”small” link=”http://www.cervezaysalud.es/newsletter-no-52/” ]Volver[/button][button color=”green” size=”small” link=”http://www.cervezaysalud.es/wp-content/uploads/2016/06/boletin_52.pdf” target=”blank” ]Descargar[/button]