La cerveza unifica la ciencia, el deporte y la gastronomía en su IV Simposio Internacional

NOTAS DE PRENSA[divider]

La cerveza unifica la ciencia, el deporte y la gastronomía en su IV Simposio Internacional

Fecha: 30 de Octubre 2012

Madrid, 30 de Octubre 2012

Dña Isabel García Tejerina, Secretaria General de Agricultura y Alimentación del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha inaugurado el IV Simposio Internacional de la Cerveza. La cerveza unifica la ciencia, el deporte y la gastronomía en su IV Simposio Internacional.

La cerveza unifica la ciencia, el deporte y la gastronomía en su IV Simposio Internacional

• La Dra. Lina Badimón del CSIC de Barcelona ha mostrado, por primera vez en España, los resultados de su investigación que concluye que el consumo moderado de cerveza favorece la fibrosis reparativa en el corazón dañado lo que deriva en un menor tamaño de la cicatriz y una mejora en el funcionamiento cardíaco global

• La atleta Nuria Fernández, quien ha realizado un entrenamiento por el centro de Madrid, ha apostado por normalizar los hábitos de vida de los deportistas de élite y favorecer el “entrenamiento invisible” que empieza cuando acaba la jornada

• El encuentro, que ha congregado a cerca de 150 profesionales de la salud, ha analizado también la relación de la cerveza con la Dieta Mediterránea, el normopeso y su consumo durante las diferentes etapas de la vida de la mujer.

Madrid, 30 de octubre de 2012.

Un gesto tan habitual entre la población española como es consumir cerveza de forma moderada en un bar, restaurante o cafetería se ha trasladado hoy al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente donde cerca de 150 profesionales de la salud han analizado las últimas investigaciones científicas en torno a esta bebida tan popular y tan nuestra. Nuevos estudios sobre salud cardiovascular, la cerveza en el mundo de la gastronomía, o el papel de la cerveza en la Dieta Mediterránea, recientemente declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO, han sido algunas de las temáticas que se han abordado durante la jornada. Además, la Secretaria General de Agricultura y Alimentación, Isabel García Tejerina, quien ha inaugurado la jornada, ha mostrado el apoyo al sector cervecero y el reconocimiento de esta bebida fermentada como alimento.

Durante el IV Simposio Internacional de la Cerveza, presidido por el Prof. Dr. Manuel Díaz-Rubio, Catedrático de Medicina Interna de la Universidad Complutense de Madrid y Presidente de Honor de la Real Academia de Medicina, también se ha celebrado la I Jornada Cerveza y Vida Activa donde la atleta, Nuria Fernández, campeona europea de 1.500 metros en 2010, ha realizado uno de sus entrenamientos por el centro de Madrid y ha comentado la importancia de lo que los deportistas de élite denominan el “entrenamiento invisible”, es decir, la normalización de su día a día con amigos y familiares.

Presentadas, por primera vez, las conclusiones de un estudio sobre consumo moderado de cerveza y salud cardiovascular, publicado en la revista Basic Research in Cardiology.

La relación entre el consumo moderado de cerveza y la salud cardiovascular ha ocupado un gran peso en la sesión en una mesa moderada por el Dr. Ramón Estruch, Consultor del Hospital Clínico de Madrid. Así, la Dra. Lina Badimón, directora del Centro de Investigación Cardiovascular CSIC-ICCC en el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau-UAB de Barcelona ha presentado la investigación Intake of fermented beverages protect against acute myocardial injury: Target organ cardiac effects and vasculoprotective effects, publicada en Basic Research in Cardiology[1], referente internacional en investigación cardiovascular. La investigación, llevada a cabo en un modelo pre-clínico de infarto de miocardio, ha concluido que el consumo moderado de cerveza, tanto tradicional como sin alcohol, favorece la fibrosis reparativa en el corazón dañado lo que deriva en un menor tamaño de la cicatriz y una mejora en el funcionamiento cardíaco global. La Dra. Badimón ha explicado que el estudio también apunta a que “la ingesta moderada de cerveza mejora la cantidad y calidad de las partículas de HDL (colesterol bueno), así como disminuye el estrés oxidativo sin que exista alteración de la masa corporal”.

Por su parte, el Dr. Juan José Badimón, director de Atherothrombosis Research Unit del Hospital Mount Sinai de Nueva York ha expuesto que las manifestaciones clínicas de la enfermedad arteriosclerótica (infarto de miocardio, angina de pecho y/o embolias) constituyen la causa número de uno de mortalidad y morbilidad a nivel mundial. Entre los factores de riesgo hay varios que se pueden controlar como la obesidad, tabaco, sedentarismo y una nutrición saludable. En esta línea, el Dr. Badimón ha comentado que “la hipótesis mas aceptada universalmente es que una ingesta moderada de cerveza puede ser beneficiosa a nivel cardiovascular mientras que su abuso tendría efectos dañinos”.

Cerveza y vida activa y social

El consumo moderado de cerveza puede compaginarse con un estilo de vida activo, donde la práctica regular de ejercicio es un hábito. El Dr. Javier Sampedro Molinuevo, Decano de la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte (INEF), ha moderado el bloque dedicado al papel de la cerveza en una vida activa y social. El Dr. Juan Antonio Corbalán, Especialista en Medicina de la Educación Física y el Deporte y ex jugador profesional de baloncesto, en su conferencia ¿Son posibles hábitos normalizados en el deporte profesional? ha recalcado la importancia de “compaginar el rendimiento deportivo con hábitos de vida saludables que no identifiquen al deportista como una mera fuente de obtener resultados, ya sean deportivos o financieros”.

Esta visión de mantener hábitos normalizados en el deportista profesional también la comparte Nuria Fernández, atleta y campeona de Europa de 1.500 metros en 2010. En su ponencia El entrenamiento invisible en el deporte de élite, ha matizado la importancia de mantener los pies en la tierra y nunca perder el vínculo con tu entorno. “El simple hecho de poder salir de vez en cuando con tu familia o tus amigos a tomar el aperitivo y compartir una cerveza debe ser la norma, no la excepción”. Se trata de lo que Nuria Fernández denomina “el entrenamiento invisible, que empieza después de cada sesión, cuando te quitas las zapatillas y ves que debes retomar tu vida en el punto donde la dejaste a primera hora de la mañana”.

La sesión ha pasado de la pista al mantel de la mano de Mario Sandoval, chef del restaurante Coque, que en su ponencia La importancia de la cerveza en la gastronomía española, ha puesto en valor a la cerveza como “una excelente pareja de baile que se adapta a un sinfín de registros. Los maridajes de esta bebida con la diversidad de la gastronomía española son magníficos, desde el equilibrio de la cerveza con los platos ácidos o la contraposición de esta bebida con la sensación del picante a la deliciosa combinación de la cerveza con el chocolate negro”.

Cerveza y Dieta Mediterránea

La relación del consumo moderado de bebidas fermentadas con una alimentación saludable como la Dieta Mediterránea se ha planteado de la mano de la Dra. Gema Frühbeck, presidenta de la Sociedad Europea para el Estudio de la Obesidad. Así, el Dr. Elliot Berry, director del departamento de Nutrición Humana y Metabolismo de la Universidad Hebrea de Jerusalén ha hablado sobre los Orígenes Bíblicos y de Oriente Medio de la Dieta Mediterránea. “La cerveza ya formaba parte de la dieta de los faraones egipcios hace unos 5000 años. Los griegos aprendieron de los egipcios el arte de la elaboración de la cerveza. Incluso Sófocles (450 a.C.) analizó el concepto de moderación en cuanto al consumo de cerveza en la cultura griega, y creía que la mejor dieta para los griegos consistía en pan, carne, distintos tipos de verduras y cerveza”, ha explicado el Dr. Elliot.

Por su parte, el Prof. Dr. Lluís Serra, presidente de la Fundación Dieta Mediterránea, ha validado que “la cerveza puede formar parte de una alimentación saludable como la Dieta Mediterránea actual, por las propiedades que les confieren su baja graduación y las materias primas con las que están elaboradas”. Las bebidas fermentadas (cerveza, vino y sidra) se incluyen en el texto de la Dieta Mediterránea, considerada Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, una evidencia recogida en un artículo publicado en la revista Public Health Nutrition.

Ejercicio físico y cerveza

La relación del ejercicio físico con un consumo moderado de cerveza se ha analizado por el Prof. Dr. Manuel Castillo Garzón, Catedrático de Fisiología Médica del Deporte de la Universidad de Granada, quien ha acompañado al Dr. Carlos Peñas-Ruiz, investigador de la Universidad de Swansea, Reino Unido. Peñas-Ruiz, en su ponencia sobre El rol del consumo moderado de cerveza en la hidratación tras la práctica deportiva, ha constatado que “la ingesta moderada de cerveza puede compaginarse con el consumo de agua para la rehidratación tras el ejercicio”, ya que el principal componente de la cerveza es el agua (alrededor del 90 %) y también contiene maltodextrinas, sodio, potasio, vitaminas y moléculas antioxidantes. Aunque la ingesta excesiva puede ser perjudicial para el organismo, “un consumo moderado de cerveza podría ayudar a recuperar el balance de líquidos”, ha explicado el Dr. Peñas-Ruiz.

Otros efectos beneficiosos de la cerveza

El Prof. Dr. César Nombela, Catedrático de Microbiología de la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid y director de la Cátedra de Bebidas Fermentadas, ha moderado el bloque dedicado a evidencias científicas sobre el consumo moderado de cerveza.

El papel de la cerveza en el tratamiento dietético del paciente obeso ha sido el eje de la conferencia del Dr. Manuel Gargallo, de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO). “De acuerdo con recientes investigaciones el paciente obeso podría mantener perfectamente el consumo de cerveza en una dieta de adelgazamiento. Un consumo moderado de cerveza y el mantenimiento de un equilibrio calórico no tiene por qué repercutir en un exceso de peso en las personas”, ha manifestado el Dr. Gargallo, quien ha insistido en que la ingesta de esta bebida puede mantenerse siempre que sea de una forma moderada y tomarla, tras calmar la sed, con una bebida no calórica (agua o infusión).

Por su parte, el Dr. Tirso Pérez, jefe de Sección de Ginecología en el Hospital Universitario Puerta de Hierro de Madrid, ha realizado un resumen sobre los efectos del consumo moderado de cerveza en la salud de la mujer, atendiendo a las diferentes etapas de su vida. De esta forma, enumeró los beneficios que tiene la cerveza por su contenido en ácido fólico durante el embarazo, por los antioxidantes que aporta durante el periodo de lactancia; por su contenido en fibra, minerales y vitaminas durante la menopausia; y por sus propiedades antioxidantes durante la vejez. Esta etapa de la vida ha enlazado con la ponencia del Dr. Manuel Díaz Curiel, presidente de la Fundación Hispana de Osteoporosis y Enfermedades Metabólicas Óseas (FHOEMO) sobre La relación entre el consumo moderado de cerveza y la salud ósea. “La literatura científica recoge diversas investigaciones que apuntan a que el consumo moderado de cerveza parece tener efectos beneficiosos en el hueso, gracias a la acción de los componentes de esta bebida (polifenoles, flavonoides y silicio), que actúan positivamente en la salud ósea.

Para más información:
Tel: 91 384 67 26 / 36
609 46 43 45
info@cervezaysalud.com

IV Simposio Internacional de la Cerveza
www.cervezaysalud.es

[divider]

[button color=”green” size=”small” link=”http://www.cervezaysalud.es/notas-de-prensa-historico/ ” ]Volver[/button]